Todos decimos que los datos son el activo más importante de la empresa, ¿Los tratamos como tal?